Hoy es

19 de diciembre de 2007

Historia F-CF: El Fin De Los Días

INTRO

Soy el Doctor Brown, y trabajo mejor dicho trabajaba como analista de seguridad en el CERN, (Consejo Europeo para la Investigación Nuclear) aunque ahora lo llaman Organización Europea para la Investigación Nuclear, tenemos nuestras instalaciones en Suiza, cerca de Ginebra, y próximo a la frontera con Francia. Se supone que nuestro cometido es la investigación en Física de partículas, en parte si y en parte no es completamente nuestro único cometido se les explicare por que digo esto.

Todo empezó hace unos 5 años, en el laboratorio del ya desmantelado, LHC (Large Hadron Collider, Gran Colisionador de Hadrones), que para que se entienda, era un tubo cilíndrico gigante de unos 27 kilómetros de longitud por el cual hacíamos chocar partículas tan pequeñas como un protón con otro tipo de partículas y al chocar esas partículas se descomponían en otras partículas que nunca jamás se habían presentado en la naturaleza.




Domingo - 16 de abril de 2012
08:07 - Oficina

En unos de esos días de invierno cuando comienzan las primeras nieves, donde en suiza ya esta de por si nevada, entre como todos los domingos en mi oficina técnica del CERN (aquí trabajamos todos los días), tenía sobre la mesa como todos los domingos una pila de carpetas con proyectos de profesores y doctores de todo el mundo que deseaban utilizar el LHC para sus estudios, mi trabajo consistía en aprobar o rechazar aquellos proyectos, los cuales iban a utilizar una herramienta tan poderosa y cara, me podía pasar semanas mirando un solo proyecto para al final tirarlo a la basura,(lo que ocurría con 9 de cada 10).

Para ser sincero como supondrán, no me daba tiempo a leerlos todos en un tiempo prudente, así que cogía los que me entraban en la mano y los tiraba al aire (lo mismo que hacía cuando era Doctor en la facultad), aquellos que tendían a darse la vuelta no pasaban la primera prueba y me queda con el resto, los cuales me llevaría a casa para que pasaran la segunda y última prueba aún a si había veces que seguían siendo demasiados, porque como verán dependía del día que hubiera tenido; con un día bueno tenia mas fuerza para lanzarlos y mas posibilidad de que se dieran la vuelta, sin embargo; si fue un día malo pasaría al contrario.

Cuando ya estaba terminando en la oficina de recoger los últimos que se habían dado la vuelta, recogí del suelo una carpeta plateada y al darle la vuelta para ponerlos con los denegados algo me llamo la atención, aquel símbolo en la portada (antimateria), lo abrí y mire de quien era ese proyecto; Larry, Doct. Larry Whore Mad, había salido en la televisión por cable que tenía en casa, diciendo algo sobre un estudio de como era posible crear grandes cantidades de antimateria, la cual emplearía como un combustible altamente abundante y con gran capacidad de calorífica, o algo así creí escuchar, y que lo único que necesitaba era probar su teoría en nuestro nuevo acelerador de partículas, lo que tiene ver esos canales de ciencia por cable.

No había duda el tipejo era el mismo que salía en la TV, en el curriculum del interior de la carpeta traía una foto suya, pelo rizado negro, bajo, grandón en anchura, sin afeitar, todo un personaje. Me dije bueno pues como me sonabas de algo y me caíste bien la primera vez que te vi, te meto con los expedientes buenos.

Llegado a casa por la noche después de inspeccionar unos últimos puntos del proyecto que iba a utilizar el LHC este fin de semana y de llevarlo a las altas esferas para que dieran el último si, me tocaba ver los expedientes elegidos este domingo y hacerles pasar la segunda prueba de fuego, además literalmente. Antes de tal ceremonia me puse a leer el periódico local, para hacer algún sudoku y distanciarme de aquel trabajo tan asfixiante. Después de terminar los del nivel fácil para subirme la moral, sonó el teléfono, lo deje que sonara hasta que saltara el contestador, una voz angelical y cálida me recordó de que mañana tenía que ir con el grupo de los "Almaceneros", para asegurar el correcto guardado del material, bueno más bien del antimaterial, de la Doctora Paola de la anterior semana, ya que tuvieron problemas con las antipartículas ya que estas eran eléctricamente neutras y no podían tocar nada de las paredes de materia normal ya que sino se aniquilarían, solamente cuando conseguimos positrones (antielectrones) y antiprotones sabemos cómo guardarlas en “botes electromagnéticos” para contenerlas.
Aunque solo guardamos una parte muy pequeña de antiprotones ya que se repelen entre ellos y con gran fuerza, y tampoco podemos coger gran cantidad de antielectrones positivos y antiprotones negativos porque al juntarlos se forma el antihidrógeno el cual es neutro y al contacto con la pared de materia normal se aniquilaría, aunque en estos últimos años estamos ideando una vasija hecha de antimateria para contener elementos antimateriales y así poder aislarlos de elementos materiales.



Este era uno de los mayores problemas y ventajas que teníamos con respecto a la antimateria, problema porque solo podíamos guardar pequeñísimas muestras de eso, y ventaja por que si pudiéramos llegar a guardar algunos gramos podríamos desencadenar que esa antimateria consumiera todo cuanto le rodea.

Después de descansar un poco hasta la hora de cenar, aún tenia intriga de aquel proyecto del Doctor Larry, como podría crear la suficiente energía cuando nosotros llevamos años haciéndolo sin poder sobrepasar de entre 1 y 20 nanogramos por año, fue una cosa que verdaderamente me sorprendió así que seria el primer proyecto que leería después de cenar.

Ya en mi despacho cogí la carpeta con el símbolo de la antimateria y me dispuso a leerlo, después de leer la cantidad de tecnicismos que contenía, siempre añaden al final una especie de resumen de proyecto donde exponen las ideas más importantes sobre porque desean utilizar el laboratorio, para que, y cuales son lo posibles riesgos y beneficios tanto para ellos como para el CERN. El Dc. Larry seguía casi los mismos pasos teóricos para conseguir la antimateria como nosotros, pero él lo hacia con distintos elementos, nosotros escogimos el hidrogeno porque es el más simple y abundante de todos los elementos químicos en el Universo, pero él dispuso escoger lo contrario uno de los menos abundante en el Universo, el Flúor que en griego significa "destructor".

En resumidas cuentas hacemos chocar un haz de antiprotones contra un gas. En nuestro antiguo "corredor" como lo denominamos aquí al acelerador, el cual es el que dispara el haz de antiprotones por medio de una fina capa de gas xenón y producen pares de electrón-positrón, con suerte una pequeña parte de positrones (que son los homólogos en la antimateria del electrón) viaja con los antiprotones, lo que implica que los positrones sean capturados por un antiprotón, tras lo cual ambas antipartículas se combinan para formar un antiátomo, como son eléctricamente neutros, el campo magnético de nuestro "corredor" no los desvía, por lo tanto siguen una trayectoria recta que los lleva a atravesar a gran velocidad una fina barrera que tenemos instalada de silicio. Mientras que el antiprotón continúa su camino por el "corredor", el positrón choca contra el electrón, con lo que ambas partículas se aniquilan. El resultado es una emisión de rayos gamma que choca contra la barrera que teníamos instalada de silicio y deja la huella de todo el proceso.

Durantes estos experimentos logramos entre 7 y 14 choques contra la barrera de silicio, de los que el 81,9% son causados por la aparición de antiátomos de hidrógeno, sobre los demás no lo sabemos porque desaparecen rápidamente, solo hay teorías. Al crear el antiátomo de hidrogeno solo tienen una esperanza de vida de unos 10 segundos antes de encontrar algo material como átomos de aire a su paso y aniquilarse, cuando sucede eso se obtiene energía como la creación de otras antipartículas o radiación electromagnética.

Finalmente lo etiquete con "APPROVE", y me dispuse a tramitar la fecha y la hora para el alquiler del acelerador de partículas para Mr. Larry. Lo deje todo preparado para mañana por la mañana, enviarle un correo al superintendente, para que me diera el O.K. por la tarde llamaría al Doctor Larry para darle la buena, y quedaría todo arreglado para dentro de, 6 y 18 meses.

Lunes - 17 de abril de 2012
06:00 - Casa Brown

Me he levantado temprano, hoy tengo un día completo, debo terminar pronto aquí para ir con la Doctora Paola, para guardar los restos de antimateria en la "trampa", en una cámara de seguridad, luego debo presentar el informe a mis superiores para que me den una fecha y la confirmación del proyecto del Doctor Larry, así que venga.

Ha sido un día largo, menos mal que están las vacaciones ahí, el señor Larry va estar de suerte hemos anulado un proyecto y solo tendrá que espera menos de un mes hasta el 2 de mayo de este año, es un tipo con suerte y con dinero.

.
.
.

Lunes - 1 de mayo de 2012
22:22 - Oficina del CERN

Después de la reunión con mi equipo de seguridad y con el equipo del Doctor Larry, mañana estará todo dispuesto para comenzar el proyecto con el gas de Flúor, según el Doctor, dos objetos al colisionar con su masa por debajo de su radio de Schwarzschilt pueden formar un agujero negro, aunque las cantidades que utilizaremos serán mínimas por cuestión de seguridad.
Como podrán suponer era un proyecto de alto secreto que solo se informo tanto a la cúpula alta Suiza y a Francia, a Francia fue fácil convencerla ya que dinero es muy goloso pero el problema con suiza es que les sobra el dinero, pero les falta relevancia internacional así que tuvimos que hacer un poco de publicidad al asunto para que la gente supiera donde quedaba suiza en el mundo, lo cual además de arreglar dos cuestiones, para la realización del proyecto, una el dinero ya que varias empresas se interesaron por el proyecto y nos inyectaron dinero, parte del cual fue a aparar a Francia, y la otra la publicidad hizo que el gobierno suizo nos dejara también realizar el proyecto en su suelo, por contra había sectores que estaban en contra del proyecto por miedo a la teoría de que si formáramos el agujero negro consumiría la masa de la tierra y todo cuanto nos rodeaba, cosa totalmente falsa, ya que seria muy pequeño y desaparecería al instante en el caso de formarlo, o eso creíamos.

Martes - 2 de mayo de 2012
23:05 - LHC

Nos encontramos en las instalaciones del LHC, es de noche cerrada no hay luna, esperamos no volver a dejar a oscuras a Suiza como la última vez. Dentro del complejo estamos el grupo del Doctor Larry y mi grupo de seguridad del CERN, hemos introducido ya los elementos en el electroimán superconductor, y lo hemos enfriado cerca de los 269º C bajo cero, lo que nos cuesta una millonada suponiendo que se utilizan unas 100 toneladas del gas noble helio, cuyo costo es de 40 euros por kilo, imagínense. Ahora tenemos que esperar a que alcance los 21.000 amperios de potencia para poder empezar las partículas a dar vueltas, ahora mismo hay aquí abajo unas 300 personas esperando a que los hadrones colisionen unas 800 millones de veces, y nos den algún resultado de nuestros 300 billones de núcleos de Flúor que circularán por un acelerador de 27 km. de largo. Hay que ser muy cuidadoso con el rayo de protones debe ser controlado con exactitud, porque a pesar de que los veloces núcleos atómicos en el LHC no pesan juntos ni una milmillonésima de gramo, tienen aproximadamente tanta energía como un tren de carga de 800 toneladas a 100 kilómetros por hora, y eso hay que tenerlo en cuenta, nuestra instalación es la mejor y más cara del mundo, toda la instalación cuesta más 4.000 millones de euros, y sólo el anillo acelerado costó 3 mil millones, no es plan de volatilizarlo todo, tenemos cuatro detectores gigantes subterráneos, llamados ALICE, ATLAS, CMS y LHCb, que nos registrarán las huellas de los fragmentos de la colisión, en donde el Doctor Larry espera encontrar nuevos fenómenos de materia, y de una nueva y casi infinita energía.

- Señor hemos alcanzado el 99,995 % de la velocidad luz, vamos a hacerlos colisionar.

Fue lo Última frase que escuche antes de que se formara un diminuto grumo denominado "strangelets", y empezó como una canica engullendo el acelerador, poco a poco, hasta que se convirtió en un grumo de un diámetro de 27 kilómetros, se había comido todo el acelerador de hadrones, todo lo que aparecía en la cámara estaba empezando a desaparecer, era el final de una vida para toda la vida.

THE END